POST PROVISIONAL GENERADO PARA LA MAQUETACIÓN DEL SITIO
El Kybalión es un texto que resume las enseñanzas del hermetismo en la forma de siete principios herméticos. Su autoría se atribuye a un grupo anónimo de personas autodenominados Los Tres Iniciados, aunque lo que en él se enseña provendría de una figura mística llamada Hermes Trismegisto (Tres Veces Grande), al cual se sitúa en el Antiguo Egipto. Las enseñanzas herméticas han ejercido gran influencia en el pensamiento filosófico desde tiempos inmemoriales.

  1. Mentalismo. El Todo es mente; el universo es mental.
  2. Correspondencia. Como es arriba, es abajo; como es abajo, es arriba. Este principio se manifiesta en los tres Grandes Planos: el Físico, el Mental y el Espiritual.
  3. Vibración. Nada está inmóvil; todo se mueve; todo vibra.
  4. Polaridad. Todo es doble, todo tiene dos polos; todo, su par de opuestos: los semejantes y los antagónicos son lo mismo; los opuestos son idénticos en naturaleza, pero diferentes en grado; los extremos se tocan; todas las verdades son medias verdades, todas las paradojas pueden reconciliarse.
  5. Ritmo. Todo fluye y refluye; todo tiene sus períodos de avance y retroceso, todo asciende y desciende; todo se mueve como un péndulo; la medida de su movimiento hacia la derecha es la misma que la de su movimiento hacia la izquierda; el ritmo es la compensación.
  6. Causa y efecto. Toda causa tiene su efecto; todo efecto tiene su causa; todo sucede de acuerdo a la ley; la suerte o azar no es más que el nombre que se le da a la ley no reconocida; hay muchos planos de causalidad, pero nada escapa a la Ley.
  7. Género. El género existe por doquier; todo tiene su principio masculino y femenino; el género se manifiesta en todos los planos. En el plano físico es la sexualidad.
Cuando el oído es capaz de oír, entonces vienen los labios a llenarlos con sabiduría. El Kibalión
«

Compartir: